EXANTEMAS VESÍCULO‑AMPOLLOSOSA
X
  1. Vesícula: lesión elevada, circunscrita, de contenido seroso o hemorrágico, de menos de 0,5 cm de diámetro. Ampolla: lesión elevada, circunscrita, de contenido seroso o hemorrágico, de más de 0,5 cm de diámetro.
Si
SIGNOS DE
GRAVEDADB
No
X
  1. Alerta o actividad disminuida, signos de dificultad respiratoria (tiraje, taquipnea), alteración en la circulación o el color (taquicardia, palidez, mala perfusión, petequias), disminución en la diuresis o hidratación.
Piel
Localización
Piel y mucosas
No
Congénitos
Si
- Síndrome de la piel escaldada estafilocócica (Tabla 1)
- Quemadura
-Síndrome del shock tóxico
-Enfermedad de Lyell (Tabla 1)
-Síndrome de Stevens‑Johnson (Tabla 1)
Distribución
- Epidermólisis ampollosa
- Hiperqueratosis epidermolítica
- Incontinentia pigmenti
- Urticaria pigmentosa
- Penfigoide epidérmico del recién nacido
X
  1. Tabla 1: Diagnóstico diferencial entre síndrome de piel escaldada estafilocócica, síndrome de Stevens‑Johnson y enfermedad de Lyell

    Síndrome de piel escaldada estafilocócica5,22,23 Síndrome de Stevens‑Johnson. Necrolisis epidérmica tóxica (enfermedad de Lyell)5,22,23
    Etiología

    Toxinas estafilocócicas de estafilococo aureus.

    Foco infeccioso previo (ORL, cutáneo).

    Menores de 5 años.

    Reacción tóxica a medicamentos: carbamacepina, hidantoínas, sulfamidas, AINE, penicilina, alopurinol y barbitúricos.

    Aparece entre 1 y 3 días después de la administración.

    También tras infección por Mycoplasma o estreptococo.

    Periodo prodrómico Fiebre, malestar general, irritabilidad. 1‑3 días, fiebre, malestar general, odinofagia.
    Manifestaciones cutáneas

    Eritema generalizado, doloroso, que se inicia en cara, axilas e ingles con edema facial y costras periorales.

    A las 24‑48 horas evoluciona a ampollas fláccidas, mal delimitadas.

    Signo de Nikolsky positivo.

    Exfoliación posterior.

    Evolución durante 5 a 7 días.

    Exantema maculo‑eritematoso, doloroso, que se inicia en cara y tronco extendiéndose al resto del cuerpo, con aparición rápida de vesículas y ampollas que dan lugar a un desprendimiento epidérmico.

    Desprendimiento epidérmico < 10%: Síndrome de Stevens-Johnson.

    Si > del 30%: Enfermedad de Lyell.

    Signo de Nikolsky positivo.

    Mucosas No. Conjuntiva a veces. Sí, orofaríngea, ocular, genital, rectal.
    Manifestaciones viscerales No. Sí.
    Complicaciones No. Frecuentes.
    Diagnóstico Clínico. Cultivo de secreciones nasales o conjuntivales. Inmunofluorescencia directa. Biopsia de piel.
    Tratamiento Cloxacilina 50‑150 mg/kg/día cada 6 horas IV. UCI.
X
  1. Ybarra M, Guerrero J, del Castillo F. Enfermedades exantemáticas. En: Guerrero J, Ruiz JA, Menéndez JJ, Barrios A (eds). Manual de diagnóstico y terapéutica en Pediatría. 5ª ed. Madrid: Publimed; 2009. p. 663‑81.
  2. Sánchez J. Problemas dermatológicos pediátricos. En: Benito J, Luaces C, Mintegi S, Pou J. (eds). Tratado de urgencias en pediatría. Madrid: Ergón; 2005. p. 830‑53.
  3. De la Torre M. Fiebre y exantema. En: Casado J, Serrano A. Urgencias y tratamiento del niño grave. 3ª ed. Madrid: Ergón; 2015. p. 723‑8.
Generalizados
Piel
Localizados
Mucosa
No
Simétricos
Si
Cara
Tronco
Extremidades
- Estomatitis herpética (Tabla 9)
- Herpangina (Tabla 9)
- Varicela (Tabla 5)D
- Síndrome boca‑mano‑pie (Tabla 10)
X
  1. Tabla 9: Diagnóstico diferencial entre gingivoestomatitis herpética y herpangina

    Gingivoestomatitis herpética1,2,3,4,5 Herpangina1,2,3,4,5,6
    Etiología Virus herpes simple (VHS) tipo 1 Virus Coxsackie A 2, 3, 4, 5, 6, 8,10.
    Incidencia 1‑4 años. <4 años.
    Periodo de incubación 2‑20 días. 3‑6 días.
    Manifestaciones sistémicas Fiebre, malestar general, artralgias, anorexia, adenopatías regionales dolorosas. Fiebre, malestar general, mialgias, odinofagia, disfagia.
    Manifestaciones cutáneas y/o mucosas Vesículas en región peribucal, labios, encía, lengua y paladar duro y blando, que se rompen dejando ulceras dolorosas. Vesículas de 1‑2 mm en la pared posterior de la boca (pilar anterior amigdalar, paladar blando, úvula y amígdalas) y faringe, que se rompen dejando ulceras dolorosas.
    Resolución 14 días. 5 días.
    Diagnóstico Cultivo, serología. Clínico.
    Diagnóstico diferencial Herpangina, varicela, Síndrome boca‑mano‑pie Gingivoestomatitis herpética, varicela, Síndrome boca‑mano‑pie.
    Tratamiento

    Sintomático.

    Aciclovir oral 15‑30 mg/kg/dosis cada 6‑8 h. 7 días. Iniciarlo en las primeras 72 h tras el comienzo de las lesiones.

    Sintomático.
X
  1. Uribarri F, Álvarez G, Martín E. Urgencias bucodentales. En: SEUP‑AEP. Protocolos Diagnóstico‑Terapéuticos de Urgencias Pediátricas. 2ª ed. Madrid: Ergón; 2010. p. 231‑7. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/urgencias_bucodentales.pdf
  2. García‑Patos V. Patología oral. En: Moraga FA. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. 2ª ed. Barcelona: Esmon; 2007. p. 193‑9. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/oral.pdf
  3. Acitores E, Sánchez F, Cerero R. Patología oral más frecuente en Pediatría. En: García‑Sicilia J, Almaraz MA, Acitores E, Aparicio M, Alonso LA, Muñoz ME, et al. (eds). Manual práctico de Pediatría en Atención Primaria. 2ª ed. Madrid: Publimed; 2013. p. 1074‑82.
  4. Muñoz ME, del Rosal T. Virus del herpes simple. En: García‑Sicilia J, Almaraz MA, Acitores E, Aparicio M, Alonso LA, Muñoz ME, et al. (eds). Manual práctico de Pediatría en Atención Primaria. 2ª ed. Madrid: Publimed; 2013. p. 504‑10.
  5. Ybarra M, Guerrero J, del Castillo F. Enfermedades exantemáticas. En: Guerrero J, Ruiz JA, Menéndez JJ, Barrios A (eds). Manual de diagnóstico y terapéutica en Pediatría. 5ª ed. Madrid: Publimed; 2009. p. 663‑81.
X
  1. Uribarri F, Álvarez G, Martín E. Urgencias bucodentales. En: SEUP‑AEP. Protocolos Diagnóstico‑Terapéuticos de Urgencias Pediátricas. 2ª ed. Madrid: Ergón; 2010. p. 231‑7. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/urgencias_bucodentales.pdf
  2. García‑Patos V. Patología oral. En: Moraga FA. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. 2ª ed. Barcelona: Esmon; 2007. p. 193‑9. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/oral.pdf
  3. Acitores E, Sánchez F, Cerero R. Patología oral más frecuente en Pediatría. En: García‑Sicilia J, Almaraz MA, Acitores E, Aparicio M, Alonso LA, Muñoz ME, et al. (eds). Manual práctico de Pediatría en Atención Primaria. 2ª ed. Madrid: Publimed; 2013. p. 1074‑82.
  4. Muñoz ME, del Rosal T. Virus del herpes simple. En: García‑Sicilia J, Almaraz MA, Acitores E, Aparicio M, Alonso LA, Muñoz ME, et al. (eds). Manual práctico de Pediatría en Atención Primaria. 2ª ed. Madrid: Publimed; 2013. p. 504‑10.
  5. Ybarra M, Guerrero J, del Castillo F. Enfermedades exantemáticas. En: Guerrero J, Ruiz JA, Menéndez JJ, Barrios A (eds). Manual de diagnóstico y terapéutica en Pediatría. 5ª ed. Madrid: Publimed; 2009. p. 663‑81.
  6. Gutiérrez EP, de José MI. Estomatitis. En: Guerrero J, Ruiz JA, Menéndez JJ, Barrios A (eds). Manual de diagnóstico y terapéutica en Pediatría. 5ª ed. Madrid: Publimed; 2009. p. 682‑5.
X
  1. Tabla 5: Virus varicela‑zoster

    Varicela5,7,10,11,12 Herpes zoster5,7,10,11,12
    Etiología Virus varicela‑zoster. Reactivación virus varicela‑zoster.
    Incidencia A cualquier edad, raro en menores de 6 meses. A cualquier edad.
    Periodo de contagio Desde 2 días antes hasta 4 días después de la erupción.
    Periodo de incubación 14 días.
    Manifestaciones sistémicas Fiebre, adenopatías regionales, prurito. Fiebre, malestar general, prurito localizado.
    Manifestaciones cutáneas y/o mucosas

    Exantema máculo‑pápulo‑vesículo‑costroso, evoluciona en brotes (3‑4 brotes).

    Imagen en cielo estrellado.

    Inicio en tronco, extendiéndose a cara y extremidades, incluyendo palmas y plantas y mucosas.

    Eritema seguido de pápulas en racimos. A las 24‑36 horas aparición de vesículas.

    Evolucionan a costras.

    Localización torácica, afectando a 1‑3 dermatomas.

    Resolución 7 días. 7 días.
    Diagnóstico Clínico. Serología. Clínico.
    Tratamiento AciclovirD. AciclovirD.
X
  1. Gutiérrez EP, de José MI. Estomatitis. En: Guerrero J, Ruiz JA, Menéndez JJ, Barrios A (eds). Manual de diagnóstico y terapéutica en Pediatría. 5ª ed. Madrid: Publimed; 2009. p. 682‑5.
  2. Weston WI, Lane AT, Morelli JG. Infecciones víricas. En: Dermatología pediátrica. 4ª ed. Barcelona: Masson; 2008. p. 113‑48.
  3. Almaraz ME, González S, del Castillo F. Exantemas vesiculosos, ampollosos, petequiales y purpúricos. En: García‑Sicilia J, Almaraz MA, Acitores E, Aparicio M, Alonso LA, Muñoz ME, et al. (eds). Manual práctico de Pediatría en Atención Primaria. 2ª ed. Madrid: Publimed; 2013. p. 449‑57.
  4. Kane KS, Ryder JB, Johnson RA, et al. Viriasis cutáneas. En: Kane KS, Ryder JB, Johnson RA. Atlas en color y sinopsis de Dermatología Pediátrica. 1ª ed. Madrid: McGraw‑Hill; 2004. p. 544‑97.
  5. Codina X. Exantemas. En: Bras J, de la Flor JE. Pediatría en atención primaria. Barcelona: Masson; 2005. p. 423‑30.
X
  1. Tabla 10: Exantemas vesiculosos localizados en extremidades.

    Síndrome mano‑pie‑boca13,14,15,16 Dactilitis pustulosa15,17,18
    Etiología Coxsackie A16, Enterovirus 71, Coxsackie A4‑A7, A9, A10, B1‑B3, B5.

    Estreptococo grupo A.

    Estafilococo aureus.

    Incidencia 2‑10 años. Verano y principio de otoño. Cualquier edad.
    Periodo de incubación 3‑6 días. 7‑30 días.
    Periodo prodrómico

    De 2 a 4 días.

    Fiebre, malestar general, anorexia.

    Manifestaciones cutáneas/ mucosa Vesículas de 2‑6 mm, de 5 a 10 elementos, localizadas en región peribucal y dentro de la boca (paladar, encías, mucosa yugal, lengua), seguidas a los 2‑3 días de vesículas en palmas y plantas (dorso de manos y pies y caras laterales de los dedos). Ampolla con líquido seropurulento, sobre una base eritematosa, localizada en dorso de los dedos de las manos o de los pies, en su zona distal.
    Periodo de resolución

    5‑10 días.

    Onicomadesis: despegamiento indoloro tardío de la lámina del lecho ungueal en la zona proximal.

    Descamación del pulpejo afecto.
    Diagnóstico Clínico. Clínico. Cultivo.
    Tratamiento Sintomático. Amoxicilina oral 7 días más mupirocina o ácido fusídico.
X
  1. Larralde M. Aristizabal AM. Enfermedad mano‑pie‑boca. Arch Argent Dermatol. 2005;55:25‑9.
  2. De la Cueva P, Balbín E, Silvente C, Valdivieso M, Hernanz JM. Enfermedad mano‑pie‑boca. Acta Pediatr Esp. 2010;68(2):85‑7.
  3. Codina X. Exantemas. En: Bras J, de la Flor JE. Pediatría en atención primaria. 3ª ed. Barcelona: Masson; 2013. p. 425‑33.
  4. Arelis MD, Burch JM. Vesiculobullous Disorders. En: Berman´s Pediatric Decision Making. 5th ed. Philadelphia: Elsevier Mosby. 2011. p. 116‑9.
X
  1. Codina X. Exantemas. En: Bras J, de la Flor JE. Pediatría en atención primaria. 3ª ed. Barcelona: Masson; 2013. p. 425‑33.
  2. Sellares E, Moraga FA. Infecciones cutáneas bacterianas. En: Moraga FA. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. 2ª ed. Barcelona: Esmon; 2007. p. 29‑35. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/infeccionescutaneas.pdf
  3. De la Cueva P, Herranz JM. Enfermedades ampollosas. An Pediatr Contin. 2007;5(6):373‑7.
X
  1. Tratamiento de Varicela y Herpes Zoster. (Tratamiento con aciclovir)8

    Varicela en el huésped inmunocomprometido:

    Las Guías de infoSIDA recomiendan una duración de 7‑10 días o hasta que no aparezcan lesiones nuevas en 48 horas (para pacientes con varicela y/o inmunosupresión leves). Dosificación intravenosa.

    • < 1 año: 30 mg / kg / día cada 8 horas, durante 7‑10 días.
    • 1‑12 años: 1500 mg / m2 / día o 30 mg / kg / día cada 8 horas, durante 7‑ 10 días.
    • ≥ 12 años: 30‑45 mg / kg / día cada 8 horas, durante 7‑10 días.

    Varicela en el huésped inmunocompetente:

    Iniciar el tratamiento en las primeras 24 horas de aparición del exantema.

    De elección la vía oral. Cuando exista intolerancia a la vía oral, administración por vía intravenosa.

    No existe indicación en niños sanos, pero podría tener cierta efectividad en pacientes con riesgo de infección moderada o grave, como niños > 12 años, con enfermedad pulmonar o cutánea crónicas, tratamiento a largo plazo con salicilatos o tratamiento con corticoides. Se podría considerar el tratamiento de niños a cualquier edad que adquieran la infección en el ambiente familiar.

    • Oral: ≥ 2 años. 80 mg / kg / día cada 6 horas, durante 5 días; máxima dosis 800 mg / dosis.
    • Intravenoso:
      • < 1 año: 30 mg / kg / día cada 8 horas durante 7‑10 días.
      • ≥ 1 año: 30 mg / kg / día o 1500 mg / m2 / día cada 8 horas, durante 7‑10 días.

    Herpes zóster en huésped inmunocompetente:

    Iniciar el tratamiento dentro de las 48‑72 horas de aparición del exantema.

    De elección la vía oral. Cuando exista intolerancia a la vía oral, administración por vía intravenosa.

    Indicado en el herpes zoster grave o zoster oftálmico.

    • Oral: ≥ 12 años: 800 mg, 5 veces al día, durante 5‑10 días
    • Intravenoso:
      • < 1 año: 30 mg / kg / día cada 8 horas, durante 7‑10 días.
      • ≥ 1 año: 1500 mg / m2 / día o 30 mg / kg / día cada 8 horas, durante 7‑10 días.

    Herpes zóster en el huésped inmunocomprometido:

    • < 12 años. 30 mg / kg / día cada 8 horas por vía intravenosa, durante 7‑10 días. Algunos autores recomiendan 60 mg / kg / día cada 8 horas.
    • ≥ 12 años. 30 mg / kg / día cada 8 horas por vía intravenosa, durante 7 días.
    • Las guías de infoSIDA recomiendan una duración de 10‑14 días.
X
  1. Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría. Pediamécum. Edición 2015. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en: http://www.pediamecum.es
Vesículas
No
- Síndrome de Gianotti‑Crosti (acrodermatitis papulosa)
- Enfermedad de Gianotti‑Crosti (virus hepatitis B)
- Pitiriasis liquenoide varioliforme (enfermedad de Mucha Habermann) (Tabla 8)
- Síndrome boca‑mano‑pie
- Dactilitis pustulosa
- Escabiosis (Tabla 11)
- Eccema dishidrótico (Tabla 11)
- Panadizo herpético (Tabla 6)
X
  1. Tabla 8: Exantemas vesiculosos generalizados simétricos.

    Síndrome de Gianotti‑Crosti24 Pitiriasis liquenoide varioliforme (Enfermedad de Mucha Habermann)25,26
    Etiología

    Virus hepatitis B, virus de Epstein‑Barr (VEB), citomegalovirus (CMV), Herpesvirus 6 y 7, Coxsackie A16, B4, B5, Rotavirus, Parvovirus B19, virus respiratorio sincitial (VRS), Echovirus, Parainfluenzae, VIH.

    Bartonella henselae, Streptococcus β‑hemolítico.

    Mycoplasma pneumoniae.

    Postvacunal (VHB).

    Desconocida.
    Edad 1‑6 años. 5 a 15 años.
    Periodo prodrómico Cuadro catarral de VRS.
    Manifestaciones cutáneas Pápulas edematosas de color piel o eritematosas o vesículas asintomáticas, distribuidas simétricamente en cara, glúteos y superficies extensoras de extremidades.

    Brotes recidivante de pápulas eritematoedematosas, de color violáceo descamativas, que evolucionan a vesículas.

    Pruriginosas.

    Manifestaciones sistémicas Febrícula, hepatoesplenomegalia, poliadenopatías.
    Periodo de resolución 10‑60 días.

    La erupción suele durar de 9 a 12 meses.

    Cura dejando cicatrices atróficas varioliformes hiperpigmentadas.

    Diagnóstico Clínico. Histopatológico.
    Tratamiento Sintomático. Corticoides tópicos, eritromicina o tetraciclinas orales, fototerapia y metotrexate a dosis bajas.
X
  1. Molinari LM, Romero L, Soliani A, Hernández M. Síndrome de Gianotti‑Crosti o acrodermatitis papulosa infantil. Presentación de un caso. Dermatol Argent. 2010;16 Supl 2:S27‑30.
X
  1. Bordel MT, Santos J, Sánchez J, Yuste M, Alonso MT. Pitiriasis liquenoide y varioliforme aguda (enfermedad de Mucha‑Haberman). An Pediatr (Barc). 2007;66(1):98‑100.
  2. Guerrero‑Fernández J, Escosa L. Pitiriasis liquenoide et varioliforme aguda (PLEVA). [Monografía en Internet]. Guerrero‑Fernández J: Web PEDiatrica[en línea][actualizado diciembre 2011][consultado 25 marzo 2015]. Disponible en: http://www.webpediatrica.com/casosped/pdf/118_PLEVA.pdf
- Varicela (Tabla 5)
- Picadura de insecto (Tabla 2,4)
- Prurigo estrófulo (urticaria papulosa) (Tabla 2)
- Molluscum contagioso
- Impétigo no ampolloso (Tabla 2)
- Herpes cutáneo (Tabla 6)
- Erupción variceliforme de Kaposi (Tabla 7)
- Otros virusC
- Impétigo ampolloso
- Pénfigo ampolloso juvenil
- Dermatitis herpetiforme
- Dermatosis IgA lineal (dermatitis bullosa crónica de la infancia) (Tabla 3)
- Primoinfección herpética (Tabla 9)
- Herpes facial
- Herpes simple recidivante
- Queratitis herpética (Tabla 6)
- Herpes zoster (Tabla 5)
X
  1. Tabla 2: Exantemas vesículo‑ampollosos generalizados no simétricos

    Picaduras de insectos28 Prurigo estrófulo28,32 Impétigo no ampolloso17
    Etiología Artrópodos. Reacción alérgica exagerada a picaduras de artrópodos en niños con dermatitis atópica o sensibilizados a determinados antígenos de estos.

    Sobre traumatismo cutáneo previo.

    Streptococcus pyogenes. Staphylococcus aureus.

    Edad

    1‑14 años.

    Primavera‑verano.

    2‑10 años.

    Primavera‑verano.

    2‑6 años.

    Piel

    Lesiones polimorfas agrupadas.

    Chinches y pulgas: disposición lineal en extremidades y nalgas.

    Mosquito: zonas descubiertas.

    Coincidiendo con nuevas picaduras en otras zonas, reaparecen brotes de pápulas y vesículas pruriginosas, localizadas donde previamente las había habido.

    Pápulas eritematosas que evolucionan a vesículas, que se rompen y forman costras amarillentas melicéricas.

    Pueden aparecer lesiones satélites.

    Diagnóstico Clínico. Clínico. Clínico. Cultivo. Gram.
    Tratamiento Sintomático. Sintomático. Antibioterapia tópica (ácido fusídico o mupirocina) o sistémica.

    Tabla 4: Clasificación de los Artrópodos.

    Insectos - Himenópteros: abejas, avispas, abejorros.
    - Lepidópteros: orugas (procesionaria del pino).
    - Hemípteros: chinches.
    - Coleópteros: moscas.
    - Dípteros: mosquitos.
    - Anopluros: piojos.
    - Afanípteros: pulgas.
    Miriápodos - Ciempiés.
    Arácnidos - Arañas.
    - Escorpiones.
    - Garrapatas.
X
  1. García‑Patos V. Dermatosis zooparasitarias. En: Moraga FA. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. 2ª ed. Barcelona: Esmon; 2007. p. 153‑8. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/zooparasitarias.pdf
X
  1. García‑Patos V. Dermatosis zooparasitarias. En: Moraga FA. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. 2ª ed. Barcelona: Esmon; 2007. p. 153‑8. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/zooparasitarias.pdf
  2. Ballona R. Prurigo infantil. Folia Dermatol Perú. 2008;19(3):149‑53.
X
  1. Sellares E, Moraga FA. Infecciones cutáneas bacterianas. En: Moraga FA. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. 2ª ed. Barcelona: Esmon; 2007. p. 29‑35. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/infeccionescutaneas.pdf
X
  1. Tabla 2: Exantemas vesículo-ampollosos generalizados no simétricos

    Picaduras de insectos28 Prurigo estrófulo28,32 Impétigo no ampolloso17
    Etiología Artrópodos. Reacción alérgica exagerada a picaduras de artrópodos en niños con dermatitis atópica o sensibilizados a determinados antígenos de estos.

    Sobre traumatismo cutáneo previo.

    Streptococcus pyogenes. Staphylococcus aureus.

    Edad

    1‑14 años.

    Primavera‑verano.

    2‑10 años.

    Primavera‑verano.

    2‑6 años.

    Piel

    Lesiones polimorfas agrupadas.

    Chinches y pulgas: disposición lineal en extremidades y nalgas.

    Mosquito: zonas descubiertas.

    Coincidiendo con nuevas picaduras en otras zonas, reaparecen brotes de pápulas y vesículas pruriginosas, localizadas donde previamente las había habido.

    Pápulas eritematosas que evolucionan a vesículas, que se rompen y forman costras amarillentas melicéricas.

    Pueden aparecer lesiones satélites.

    Diagnóstico Clínico. Clínico. Clínico. Cultivo. Gram.
    Tratamiento Sintomático. Sintomático. Antibioterapia tópica (ácido fusídico o mupirocina) o sistémica.
X
  1. García‑Patos V. Dermatosis zooparasitarias. En: Moraga FA. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. 2ª ed. Barcelona: Esmon; 2007. p. 153‑8. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/zooparasitarias.pdf
X
  1. García‑Patos V. Dermatosis zooparasitarias. En: Moraga FA. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. 2ª ed. Barcelona: Esmon; 2007. p. 153‑8. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/zooparasitarias.pdf
  2. Ballona R. Prurigo infantil. Folia Dermatol Perú. 2008;19(3):149‑53.
X
  1. Sellares E, Moraga FA. Infecciones cutáneas bacterianas. En: Moraga FA. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. 2ª ed. Barcelona: Esmon; 2007. p. 29‑35. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/infeccionescutaneas.pdf
X
  1. Tabla 6: Herpes simple recidivante: localizaciones.

    Herpes Simple Recidivante1,3,4,5,7
    Etiología Virus herpes simple (VHS) tipo 1.
    Factores predisponentes Frio, exposición solar, fiebre, estrés...
    Periodo de incubación 24 horas, con sensación de dolor o ardor en labio, paladar o encías.
    Manifestaciones sistémicas Raras.
    Manifestaciones cutáneas y/o mucosas Vesículas en paladar duro, encía, labio y región peribucal.
    Otras localizaciones - Queratitis herpética: vesículas localizadas en parpado, conjuntiva o córnea.
    - Herpes facial: vesículas localizadas en mejillas, nariz, frente.
    - Panadizo herpético: vesículas localizadas en manos y dedos.
    - Herpes cutáneo: agregados de vesículas pequeñas en racimo sobre piel sana o lesiones traumáticas previas.
    Resolución 7 días.
    Tratamiento Sintomático.
    Aciclovir tópico 5% cada 4 horas 5 días (solo reduce el periodo de emisión viral).
    En la queratitis herpética: valoración oftalmológica.
X
  1. Uribarri F, Álvarez G, Martín E. Urgencias bucodentales. En: SEUP-AEP. Protocolos Diagnóstico-Terapéuticos de Urgencias Pediátricas. 2ª ed. Madrid: Ergón; 2010. p. 231-7. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/urgencias_bucodentales.pdf
  2. Acitores E, Sánchez F, Cerero R. Patología oral más frecuente en Pediatría. En: García-Sicilia J, Almaraz MA, Acitores E, Aparicio M, Alonso LA, Muñoz ME, et al. (eds). Manual práctico de Pediatría en Atención Primaria. 2ª ed. Madrid: Publimed; 2013. p. 1074-82.
  3. Muñoz ME, del Rosal T. Virus del herpes simple. En: García-Sicilia J, Almaraz MA, Acitores E, Aparicio M, Alonso LA, Muñoz ME, et al. (eds). Manual práctico de Pediatría en Atención Primaria. 2ª ed. Madrid: Publimed; 2013. p. 504-10.
  4. Ybarra M, Guerrero J, del Castillo F. Enfermedades exantemáticas. En: Guerrero J, Ruiz JA, Menéndez JJ, Barrios A (eds). Manual de diagnóstico y terapéutica en Pediatría. 5ª ed. Madrid: Publimed; 2009. p. 663-81.
  5. Weston WI, Lane AT, Morelli JG. Infecciones víricas. En: Dermatología pediátrica. 4ª ed. Barcelona: Masson; 2008. p. 113-48.
X
  1. Tabla 7: Erupción variceliforme de Kaposi

    Erupción variceliforme de Kaposi (Erupción cutánea diseminada por el virus herpes simple)4,5,7,9
    Etiología Virus herpes simple (VHS) tipo1, VHS tipo 2, Coxsackie A16.
    Factores predisponentes Dermatitis crónica, inmunodeprimidos.
    Manifestaciones sistémicas Fiebre, malestar general, adenopatías regionales, bacteriemia.
    Manifestaciones cutáneas Vesículas en áreas eccematosas con evolución a necrosis y escaras.
    Diseminación a piel sana.
    Afecta más a la parte superior del cuerpo.
    Diagnóstico Citodiagnóstico de Tzanck. Cultivo viral. Detección de ADN viral por PCR.
    Diagnóstico diferencial Impétigo, varicela, empeoramiento de la dermopatía de base.
    Tratamiento Aciclovir oral 80 mg/kg/día 4 dosis 5 días.
    Aciclovir IV 30 mg/kg/día 3 dosis 7 días.
    Iniciarlo en las primeras 72 horas.
X
  1. Muñoz ME, del Rosal T. Virus del herpes simple. En: García-Sicilia J, Almaraz MA, Acitores E, Aparicio M, Alonso LA, Muñoz ME, et al. (eds). Manual práctico de Pediatría en Atención Primaria. 2ª ed. Madrid: Publimed; 2013. p. 504-10.
  2. Ybarra M, Guerrero J, del Castillo F. Enfermedades exantemáticas. En: Guerrero J, Ruiz JA, Menéndez JJ, Barrios A (eds). Manual de diagnóstico y terapéutica en Pediatría. 5ª ed. Madrid: Publimed; 2009. p. 663-81.
  3. Weston WI, Lane AT, Morelli JG. Infecciones víricas. En: Dermatología pediátrica. 4ª ed. Barcelona: Masson; 2008. p. 113-48.
  4. Lobera E, Domínguez S, Vicente MA, González MA, Paveras J. Erupción variceliforme de Kaposi en dos pacientes afectos de dermatitis atópica. An Esp Pediatr. 1998;48:303-5.
X
  1. Otros virus: Coxsackie A4, A5, B1, B4, Echovirus. Mycoplasma pneumoniae.
X
  1. Tabla 3: Exantemas vesículo-ampollosos generalizados no simétricos

    Impétigo ampolloso17,29 Pénfigo ampolloso juvenil27 Dermatitis herpetiforme29,31 Dermatosis IgA lineal29,30,31
    Etiología

    Por la toxina epidermolítica de Staphylococcus aureus.

    Forma localizada del Síndrome de la piel escaldada estafilocócica.

    Autoinmune.

    Autoinmune.

    Se asocia a enteropatía sensible al gluten y al HLA B8, DR3 y DQw2.

    Autoinmune.
    Edad 2-6 años. Cualquier edad. Mayores de 2 años. 3-6 años.
    Piel Ampollas superficiales, agrupadas en número de 3 a 6 y limitada a una zona (cara y extremidades).

    Ampollas tensas y grandes con tendencia a generalizarse.

    Puede afectar mucosas.

    Pruriginosas.

    Localizadas en el 90 % en zonas de extensión (codos, cara posterior de antebrazos, rodillas, glúteos, nuca).

    Pápulas eritematosas; sobre estas: vesículas que evolucionan a ampollas.

    Prurito, fiebre, malestar, anorexia.

    Brotes de vesículas y ampollas tensas en periné, región perioral y miembros.

    A veces generalizadas.

    Afecta mucosas (oral, genital, nasal, conjuntival).

    Diagnostico Clínico. Cultivo. Gram. Clínico. Histopatológico. Histopatológico. Histopatológico.
    Tratamiento Antibioterapia tópica o sistémica.

    Formas localizadas: corticoides tópicos.

    Generalizadas: corticoides orales o inmunosupresores.

    Dieta sin gluten.

    Sulfonamidas.

    Sulfonamidas.
X
  1. Sellares E, Moraga FA. Infecciones cutáneas bacterianas. En: Moraga FA. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. 2ª ed. Barcelona: Esmon; 2007. p. 29-35. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/infeccionescutaneas.pdf
  2. De la Cueva P. Herranz JM. Enfermedades ampollosas. An Pediatr Contin. 2007;5(6):373-7.
X
  1. Vera-Izaguirre DS, Karam-Orantes M, Vega-Memije E. Penfigoide ampolloso. Rev Hosp Gral Dr M Gea González. 2006;7(1):27-32.
X
  1. De la Cueva P. Herranz JM. Enfermedades ampollosas. An Pediatr Contin. 2007;5(6):373-7.
  2. Mascaró JM. Enfermedades ampollosas no hereditarias. En: Moraga FA. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. 2ª ed. Barcelona: Esmon; 2007. p. 23-8. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/ampollanohereditaria.pdf
X
  1. De la Cueva P. Herranz JM. Enfermedades ampollosas. An Pediatr Contin. 2007;5(6):373-7.
  2. Barnadas MA. Dermatosis ampollar IgA lineal. Piel. 2001;16:324-30.
  3. Mascaró JM. Enfermedades ampollosas no hereditarias. En: Moraga FA. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. 2ª ed. Barcelona: Esmon; 2007. p. 23-8. [Consultado 29 mayo 2015]. Disponible en http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/ampollanohereditaria.pdf
X
  1. Tabla 11: Exantemas vesiculosos localizados en extremidades.

    Escabiosis15,19,20 Eccema dishidrótico21
    Etiología Sarcoptes scabiei variedad hominis.  
    Incidencia Lactantes y preescolares en condiciones de pobreza o hacinamiento. Cualquier edad.
    Periodo de incubación    
    Periodo prodrómico Prurito nocturno intenso.  
    Manifestaciones cutáneas/ mucosas

    Vesículas perladas que corresponden a los lugares de introducción de las larvas en la piel, exantema polimorfo localizado en pliegues interdigitales, caras laterales de dedos y flexura de antebrazo. Menos frecuente la afectación de genitales.

    Surco acarino: línea fina de 1‑2 cm, más oscura que la piel, que finaliza en una vesícula que corresponde a la localización del parásito llamada eminencia acarina.

    Vesículas de 1‑3 mm, serosas, en palmas y plantas y regiones laterales de dedos.
    Periodo de resolución    
    Diagnóstico Clínico. Clínico.
    Tratamiento Permetrina 5%: una aplicación durante 8-12 h. Repetir a las 24 h. y 7 días. Corticoterapia tópica.
X
  1. Codina X. Exantemas. En: Bras J, de la Flor JE. Pediatría en atención primaria. 3ª ed. Barcelona: Masson; 2013. p. 425-33.
  2. Guerrero J, Palomo R, de Lucas R. Parasitosis cutáneas. En: Guerrero J, Ruiz JA, Menéndez JJ, Barrios A (eds). Manual de diagnóstico y terapéutica en Pediatría. 5ª ed. Madrid: Publimed; 2009. p. 507-10.
  3. Chiclana MB, Almaraz ME, Fonseca E. Sarna, pediculosis y botón de Oriente. En: García-Sicilia J, Almaraz MA, Acitores E, Aparicio M, Alonso LA, Muñoz ME, et al. (eds). Manual práctico de Pediatría en Atención Primaria. 2ª ed. Madrid: Publimed; 2013. p. 1222-6.
X
  1. Ares S, Sendagorta E, Hernández R, de Lucas R. Dermatitis en la infancia. En: García-Sicilia J, Almaraz MA, Acitores E, Aparicio M, Alonso LA, Muñoz ME, et al. (eds). Manual práctico de Pediatría en Atención Primaria. 2ª ed. Madrid: Publimed; 2013. p. 1191-202.